miércoles, 30 de julio de 2008

La Bicicleta Nº 38 - septiembre de 1983


Por una mirada, un mundo
Por una caricia, un cielo
Por un polvito,
¡Ah! yo no sé qué daría por un polvito.
(Mauricio Redolés)

El poema que encabeza este comentario aparece en este nuevo número de La Bicicleta en la sección "Librería", que es donde se consignaban los libros y revistas recibidos en La Bicicleta. Siempre me ha gustado Mauricio Redolés y su arte, aunque a veces se notaba demasiado que abiertamente tomaba algunas cosillas de lo que publicaban los lectores en sus cartas o lo que aparecía en algunos artículos. Recuerdo algunos versos que aparecen en su disco "Química de la lucha de clases" y que habían aparecido en algunos números de la revista. Como ese que dice "Yo prefiero el caos a esta realidad tan charcha". Ese era un rayado que apareció publicado en un número de La Bicicleta y que Redolés utilizó para su canción homónima en ese disco. En todo caso, eso que hace Redolés se le conoce como "intertextualidad", así que no pasa nada. Sigue siendo un gran poeta y un gran compositor.

Bueno, pero no es Redolés el tema central de este número de la revista. Se trata de un número que fue seguramente el primero de la prensa chilena de entonces que se atrevió a publicar en su portada a los recordados Quilapayún. Recuerdo que me emocionó mucho ver en portada a esos mismos que mis padres solían escuchar muy bajito en casa para que no los pillara algún vecino sapo. De hecho, creo que crecí escuchando sus canciones y siempre me trajeron recuerdos de la infancia. Supongo que nunca un músico o un compositor puede adivinar qué sentimientos terminará provocando lo que compone.

Bueno, entonces partiré comentando este número con lo que constituye su plato fuerte: el cancionero, la entrevista y el artículo que La Bicicleta dedicó en aquella ocasión a esta banda chilena. ¿Qué se podría decir aquí que no haya sido dicho antes? Supongo que nada nuevo. Cabe señalar que en esta época los Quila estaban ya en esa nueva etapa de su carrera artística donde la canción combativa que los hizo famosos en Chile había pasado a un segundo plano. En su lugar aparecía una música menos militante y más comprometida con el arte y la poesía que con la revolución; aún cuando esta última todavía apareciera en el título de "La revolución y las estrellas", me parecía claro que ellos estaban más interesados en estas útlimas que en la primera. Sin entrar a enjuiciar las opciones políticas que cada uno de ellos dejó, tomó o abrazó después que el fascismo se instalara en nuestro país, lo cierto es que los Quila dejaron de ser lo que habían sido para mí desde niño. Carezco de la sensibilidad del artista, de manera que nunca me entusiasmó mucho ese proyecto en que estaban en ese entonces. Entre la revolución y las estrellas, yo más bien me quedaba con la revolución.
En fin, de todos modos, este número de La Bicicleta fue muy emocionante para mí por lo intrínsecamente subversivo que me resultaba desde niño la música del Quila. Hoy los tiempos han cambiado demasiado y ya sabemos que terminaron en peleas por la "marca registrada", uno de elllos terminó de gerente en una de las multitiendas que tiene multiendeudados a los chilenos de la clase media hacia abajo; a otro lo mató un travesti con el que había tenido sexo marginal en una calle de Santiago; otro volvió a sus aires de gran filósofo que prefiere exitarse con Heidegger que con una mina rica. En fin. Son definitivamente otros tiempos. Menos mal que este blog es para recordar tiempos pasados sin ponerse colorado ni avergonzarse, jajaja. De lo contrario habría que puro ponerse a llorar después de todo lo ocurrido. Hay que ver cómo aguanta el papel, la partitura, el vinilo o lo que sea. Un sociólogo alemán sostiene que, a diferencia de los sistemas vivos, los sistemas sociales y los sistemas psíquicos pueden experimentar profundas transformaciones estructurales sin pérdida de identidad. O sea, una serpiente no termina convertida en burro por mucho que eso resulte indispensable para su supervivencia. Pero un pequeño grupo de amigos bien puede terminar convertido en una gran empresa comercial o un noble e idealista muchacho, en un gordo director de empresas algunos años después. Ese es el tema. Variación y contingencia. Pero menos mal que la memoria es un dispositivo que permite hacer reversible el tiempo y así poder rescatar lo que fue el Quila en esos años. La honestidad y convicción de sus canciones de entonces no tienen por qué ser desechadas por sus ideas de hoy. Y para recordar a esos entrañables Quila, les dejo este vídeo de una presentación del año 1973 en una concentración en apoyo al Gobierno Popular.

video


Este número de La Bicicleta trae también un par de artículos con selecciones de literatura erótica oriental. Junto a unos pocos dibujos de técnicas amatorias del Lejano Oriente (como la que se puede apreciar aquí mismo), se reproducen algunos capítulos de un tal "Cantar de los cantares de la biblia", además de una historia tomada de "Las mil y una noches". No sé en qué estarían los amigos y amigas de La Bicicleta en esos días pero se ve que se deben haber divertido bastante buscando material para tan atractivo tema.

En un artículo algo más contingente, Ramiro Pizarro entrevista al académico de la Universidad de Chile, el físico y Premio Nacional de Ciencias, Igor Saavedra, quien se explaya sobre su particular visión del rol de la universidad y la situación por la que atravesaba en esos sórdidos años. De lo que en esta entrevista señala, se puede apreciar que su posición es lo que usualmente se conoce como "posición moderada". De hecho se declara creyente en los métodos de Gandhi pero al mismo tiempo se mostraba crítico de la experiencia de la Reforma Universitaria de fines de los años sesenta y contrario a la intervención militar en las universidades. En fin, un personaje interesante y polémico al que el movimiento estudiantil de aquellos años no convencía mucho, por lo que se lee en la entrevista.

También viene en este número una entrevista al médico psiquiatra Carlos Warter, un chileno especie de gurú new age de aquellos años. Dedicado a la salud holística en California, estaba de visita en Chile entonces y Eduardo Yentzen (quién más iba a ser) lo entrevista para los lectores deseosos de alcanzar más elevados niveles de conciencia y desarrollo espiritual. Sin duda, debe tratarse de un tipo serio, pero cuando leí la entrevista aquella vez no pude dejar de sentir que el tipo era un chanta. Ruego que me disculpen si estoy siendo tan injusto con alguien que bien podría ser un verdadero profeta incomprendido pero la verdad es que su propuesta espiritual entonces me pareció simplemente una frivolidad. En Internet encontré bastante información sobre este personaje y hasta algunos vídeos. La mayoría de ellos están en inglés y son charlas de desarrollo espiritual que da en los States. Bastante entretenido escucharlo, en todo caso. Pueden oírlo directamente en este vídeo de una charla que dio hace varios años en Argentina. Quienes se interesen en su propuesta holística de crecimiento espiritual, deberán desembolsar algunos dolarcillos para asistir a uno de sus talleres.

video

En otro tema muy diferente al anterior, Antonio De la Fuente escribe desde Brasil un artículo sobre los rayados callejeros. Lejos de demandar solamente elecciones directas y otras cosas parecidas en aquellos años en el gran país sudamericano, los rayados que recopila Antoniodelaefe hablan más bien de una interesante variedad de temas, que van desde una apología de la pulga de mar hasta rayados que reivindicaban la condición homosexual. Es muy interesante el artículo y hay algunos rayados que son simplemente geniales, como aquel que decía "El obrero es un poema censurado".

De los restantes temas que trae este número de La Bicicleta, destaca una entrevista a Eduardo Yáñez. Ya he dicho en anteriores comentarios de la revista, que Eduardo Yáñez fue uno de los músicos que más me gustaba. Subí algunas canciones suyas la otra vez y las pueden descargar desde este enlace. En esta ocasión lo entrevista Álvaro Godoy sobre la particularidad de su música. Como he dicho, Eduardo estaba más interesado en comprender al individuo y cantar sobre eso que en hacerlo para llamar a la acción política. Al menos siempre fue más honesto que varios de los que luego les dio por volcarse a su "rico mundo interior".

Para finalizar, la infaltable historia de nuestro superhéroe tercermundista: Supercifuentes. Complementan este número una entrevista al poeta Federico Schopf, las cartas al director y las notas sobre la cartelera de cine, que en ese año ofrecía dos películas que vi en el cine Normandie y que eran muy interesantes: "Giordano Bruno" y "Encuentros con hombres notables". Entre Carlos Warter y Gurdjieff, le creo más a este último. Ambas se pueden encontrar hoy en la web para quien se interese en echarles una miradita. No se arrepentirán.

Bueno, eso es todo por ahora. Disfruten de este nuevo número de La Bicicleta. Espero poder subir otro a la brevedad. Aprovechen de dejar sus comentarios, ideas y sugerencias.

DESCARGAR LA BICICLETA nº 38 DESDE AQUÍ (Rapidshare)
DESCARGAR LA BICICLETA nº 38 DESDE AQUÍ (Mediafire)

domingo, 6 de julio de 2008

LA BICICLETA Nº 36 - julio de 1983



Cuando te vi sabía que era cierto

Este temor de hallarme descubierto
Tú me desnudas con siete razones
Me abres el pecho siempre que me colmas
De amores, de amores, eternamente de amores.

Pablo Milanés


Lamento haber tenido tan abandonado el blog durante el último mes pero la verdad es que no había tenido tiempo para poder actualizarlo. Recién ahora estoy viendo nuevamente la luz después del túnel y espero ponerme al día.

El número de hoy corresponde al 36, aparecido en el mes de julio de 1983. En esta ocasión no viene la editorial que solía escribir Eduardo Yentzen sino que se inicia la revista de entrada con un artículo sobre Gandhi (1869-1948). En realidad se trata de una selección de textos del Mahatma a quien siempre en La Bicicleta parecieron admirar mucho. Tengo la impresión que no fue esta la única referencia que dispensaron los muchachos del Colectivo La Bicicleta al hombre que contribuyó a liberar la India del dominio inglés. Políticamente, ellos siempre se mostraron más cercanos a los principios de la no violencia activa que a las posturas más radicales que entonces tomaban forma en la lucha contra la dictadura. De todas maneras, independiente del juicio que se tenga sobre la eficacia de la no violencia como forma de enfrentar el poder, lo cierto es que la selección de textos que hizo Antonio De la Fuente es muy interesante. De hecho, uno de ellos sostiene lo siguiente: "Allí donde sea preciso elegir entre la violencia y la cobardía, aconsejaré la violencia. Pues todo el que huye, comete una violencia mental: huye porque no tiene coraje para morir matando."

Al artículo de Gandhi le sigue uno sobre la psicología humanista a través de la figura de tres connotados especialistas que siguen esa corriente psicológica. Se trata de Teresa Huneeus, Rafael Jiménez y Luis Weinstein. Este último es en realidad psiquiatra de profesión. Por cierto, el autor del artículo es Eduardo Yentzen.

El artículo y cancionero central está dedicado al compositor y cantante cubano Pablo Milanés a quien ya La Bicicleta había dedicado un cancionero a inicios de 1981 y que fuera publicado en el blog el año pasado.

En esta ocasión al artículo de Álvaro Godoy le sigue una crítica a la Nueva Trova que fue escrita por el periodista mexicano Armando Vega Gil y que fue publicada originalmente en el periódico azteca "Unomasuno". Es interesante leer una visión menos idealizada sobre el movimiento musical cubano, muy distinta a la que prevalecía en nuestro país en medio como La Bicicleta.

Pero bueno, lo importante son las canciones de Milanés, con los certeros acordes de Álvaro Godoy. En el cancionero se incluye la hermosa canción "Yo no te pido", que pueden ver y escuchar en el siguiente clip de Pablo:

video

Y solamente porque es otra de mis canciones preferidas del repertorio de Pablo, les invito a ver y escuchar a Pablo y Silvio interpretando la hermosa "Hoy la vi". A quién no le ha sucedido eso de haber creído que sin ella nunca la vida volvería a ser la misma y con suerte apenas nos hemos acordado de su nombre con el pasar de los años. En fin, ahí va el clip:

video

Siguiendo con este número de julio de 1983, el siguiente artículo aborda el problema del pueblo mapuche. Por cierto, en una época en que aún no se hablaba del "nuevo movimiento mapuche" ni éramos testigo de la guerra desatada y silenciada que hay en el sur de Chile entre el Estado chileno y ese pueblo. En el artículo, escrito por Cecilia Díaz y Antonio De la Fuente, se hace una breve revisión de la situación en que entonces se encontraba el pueblo mapuche; especialmente desde la promulgación de la nueva ley indígena de 1978. Recuerdo que el año 1979 mi profesor de historia en el colegio llegó para una clase con el texto legal. Creo recordar que lo había sacado de la revista Mensaje, o alguna parecida, en la que se había publicado. Mi profesor, que se llamaba Fernando Plaza y era otro de los buenos profesores que tuve en mi colegio, nos hizo trabajar ese día sobre el texto de ley analizando sus implicaciones para el pueblo y la cultura mapuche. Yo tenía apenas 12 años y recuerdo claramente cómo el profesor Plaza nos explicaba las consecuencias que podría tener el cambio del carácter colectivo al carácter privado de las tierras mapuches que dicha ley dictaminaba. No sé si el resto de mis compañeros lo recordará igual pero debe haber sido la primera vez que tomé conciencia de cómo se podía propiciar un etnocidio para favorecer el saqueo que los grandes capitales se aprestaban a hacer en aquellas tierras que hasta entonces habían sido el fundamento de una importante cultura de nuestro país.

Bueno, pasando a un tema un pelín más trivial, este número de La Bicicleta también trae consigo un artículo sobre el gran Charly García. Es año 1983 lanzaba su famosísimo "Clics modernos". Este disco, que correspondía ya a su etapa solista, fue uno de los más escuchados en aquellos años. De todas maneras, yo me quedo con el del año anterior, "Yendo de la cama al living" y que fue por mucho tiempo considerado su primer álbum solista, pese a que en 1980 había editado "Música del alma" y que el mismo año de 1982 apareció "Pubis angelical", la banda sonora de una peli argentina. En esta entrevista que le hace Antonio De la Fuente, Charly se refiere a la frustrada visita que haría Sui Generis a Chile en 1981 ó 1982, no lo recuerdo bien. El asunto es que al parecer ese concierto fue prohibido por la dictadura chilena, tal como el propio García lo recuerda en esta entrevista. Lástima que aquella vez no tuvimos la fortuna de poder ver nuevamente juntos a Charly y Nito Mestre. Habría sido buenísimo porque en esos años Charly seguía enteramente lúcido y lleno de talento y vitalidad. Muy lejos de la decadente figura que vimos aquella vez que un remozado Sui Generis vino a tocar a Santiago hace algunos años, más en plan comercial que como genuino deseo de volver a componer y tocar juntos. Pero bueno, para los seguidores del tipo del bigote bicolor, aquí les dejo un clip con la canción que le da título al disco de 1982 que mencioné como uno de mis preferidos, "Yendo de la cama al living". Espero que lo disfruten:

video

Como siempre, este número de nuestra querida revista nos trae las noticias culturales habituales y las secciones siempre queridas por los lectores: las cartas al director y Supercifuentes. Respecto a noticias culturales, me llama la atención el comentario de una película que se titula "La decisión de Sophie" y que, según leo, es una excelente película gringa. No la había podido encontrar en www.imdb.com porque lamentablemente en el comentario que hace Eduardo Yentzen no aparece nombrado ninguno de los actores ni el director. Menos mal que aparece un fotograma y pude apreciar que se trataba de la hermosa (como mujer y como actriz) Meryl Streep. Así es como logré identificarla. Se trata de una película del director Alan J. Pakula, el mismo director de "El informe pelícano". Hoy mismo la buscaré en la web para poder verla.


En las noticias sobre música viene un artículo sobre el "Primer encuentro nacional de cantautores" que se realizó en "El café del cerro". También viene una entrevista a Nélson Shwenke. Asimismo, vienen los acordes de la versión que hiciera Oscar Andrade de la canción "Llegó volando", del compositor Patricio Manns, y que aunque le cambió la letra para edulcorarla y seguramente poder pasar la censura, sigue siendo una hermosa canción.

En cuanto a poesía, viene una entrevista a Oscar Hahn y en la sección de cartas al director sigue la polémica sobre "La batalla de la Concepción " y los falsos valores. Como siempre, muy interesante.


Ah, no olviden leer las aventuras de nuestro genuino superhéroe. ¡Qué Mirageman ni qué ocho cuartos! Para eso tenemos a Supercifuentes, quien en esta ocasión se ve envuelto en un caso interplanetario.

Bueno, espero que disfruten este nuevo número de la revista y ojalá no pase tanto tiempo antes de compartir otro.

A quienes han tenido la amabilidad de escribirme, les agradezco el apoyo. Espero no defraudarlos y terminar esta labor de rescate de nuestra querida Bicicleta.

DESCARGAR LA BICICLETA Nº 36 DESDE AQUÍ (Rapidshare)
DESCARGAR LA BICICLETA Nº 36 DESDE AQUÍ (Mediafire)