domingo, 2 de noviembre de 2008

La Bicicleta - Especial cuentos de verano

Pese a que las últimas publicaciones que he hecho en el blog parecen haber provocado menos interés que el mensaje presidencial de Año Nuevo, igual insistiré con este proyecto y por lo mismo subo un nuevo número especial de La Bicicleta. Esta vez se trata de un especial aparecido en el verano de 1983 que trae seis cuentos de grandes escritores para disfrutar guatita al sol en la playa, a orillas de un lago sureño o simplemente mientras se remojan las patitas en el patio de la casa. Como tengo demasiadas ganas de que lleguen las vacaciones de verano, he querido invocar las fuerzas del más allá y del más acá para que el tiempo pase rápido y qué mejor que adelantando un pasatiempo veraniego como éste. Leer cuentos me entretiene y he leído muchísimos y de la más amplia variedad. Los que más recuerdo fueron los "Cuentos de la selva", de Horacio Quiroga, que leí de niño y con los que quedé alucinando hasta que entré a la adolescencia y las hormonas hicieron que la literatura pasara a segundo plano por un tiempo. En fin, que leer cuentos es muy entretenido. También es muy entretenido que a uno se los lean o que uno mismo se los lea a alguien más. En fin, el asunto es que aquí les dejo seis cuentos temáticos que La Bicicleta clasificó en los siguientes términos:

1. de amor: "La cenicienta en San Francisco", de Antonio Skármeta
2. crepuscular: "Cazador de crepúsculos", de Julio Cortázar
3. de fútbol: "Puntero izquierdo", de Mario Benedetti
4. de adulterio: "La mujer adúltera", de Albert Camus
5. de guerra: "El anciano del puente", de Ernest Hemingway
6. del río Po: "La chaqueta de cuero", de Cesare Pavese

Bien, como verán, hay reunidos seis notables escritores. Tres sudamericanos, un norteamericano y dos europeos. De estos, al único que no había leído era a Pavese, de modo que este especial de la Bici me sirvió para ampliar mi cultura literaria. Mmm, menos mal que en esos años no era famoso aún Luis Sepúlveda porque de lo contrario seguro que vendría alguno de sus cuentos en este especial. Bueno, pero está Hemingway, jajaja.

En realidad no tengo mucho que decir sobre los seleccionados para este especial veraniego. He leído un poco de todos ellos, salvo Pavese, como ya dije. Y claro, hay algunas cosas que me gustan más que otras. Sólo me permitiré recomendar un libro de Skármeta. No es uno de sus últimos libros, que han sido bastante criticados por los críticos de moda hoy en Chile, sino que se trata de uno mucho más viejo y que se llama "Soñé que la nieve ardía". Sugerente título con el que Skármeta se aproxima al Chile que a comienzos de los setenta intentó transformar sueños en realidades. Pero está muy lejos de ser uno de esos libros épicos que se escribieron sobre esos años. Es bastante más intimista la mirada que ofrece. Yo lo leí hace algunos años, justamente un verano en que lo pillé de ocasión en la calle pero lo presté y lo peor es que no recuerdo a quién, aunque de seguro a uno de esos vivos que no prestan libros ni los devuelven.

A los amantes de Cortázar les dejo este vídeo en que el escritor argentino es entrevistado en el programa español "A fondo" y que todo avezado internauta puede encontrar con todos sus capítulos en la web. Realmente un programa de lujo en el que fueron entrevistados escritores y artistas de lujo. Se los recomiendo. Si alguien se interesa, puedo tal vez subir algunos de los capítulos más memorables para que los descarguen.


video


Ya, disfruten estos cuentos y no olviden dejar sus comentarios o sugerencias.

6 comentarios:

Víctor Hugo dijo...

Gracias una vez mas por brindarnos y regalarnos estos recuerdos de la Bicicleta....
saludos!
VH

Simón Yáñez dijo...

Hace tiempo que deseaba escribir algo pero nunca me atreví. Ahora que ya termina la primavera creo que es hora de arriesgarme.

Gracias por dotar de cultura a las nuevas mentes ávidas que poco a poco se van gestando. Conocí la bicicleta sólo por un viejo y descuidado ejemplar perteneciente al papá de un amigo, y desde entonces quise leerlas todas. Al encontrar este blog no sabes lo feliz que estaba, y comenzé a bajarme todos los números. No sólo por la música, la literatura y las artes en general que amo tanto, sino también por el mensaje que envía (o enviaba) a cada chileno.

Nuevamente gracias, y si quieres leer algo más visita mi modesto pero sentido blog

Saludos :D

Leo dijo...

Esto es magnífico...de verdad casi lloro cuando encontré este blog.

Mi papá me contaba que tenía todos los números de la bicicleta. Tal vez pueda cumplir su sueño de volver a recuperar toda esta cultura....tengo pocos números...pero con gusto comenzaré a aportar.

Un saludo enorme y afectuoso para el autor de este blog.

drfloyd dijo...

estos cuentos me tienen calentito, porque por aca hache frio!

Werkén dijo...

La Bicicleta es un puente que, para mí, me hace cruzar el río de la frustración que me provoca ver cómo siguieron las cosas 24 años después de esos días en que sacar las canciones en la guitarra y escucharlas en un casete era una forma de carcomer el sillón del dictador.

Menos tecnología, más ideales, menos realidad práctica, más ganas de reinventar el mundo. Gracias por este blog, que me hace inevitablemente sentirme mal porque me remueve de la hipnosis en que solemos vivir estos días.

Gastón Adonay dijo...

El link está caído, si pueden volver a subirlo, por favor.
Saludos