miércoles, 30 de enero de 2008

Especial La bicicleta: - Todo Supercifuentes (verano de 1983)

Por fin apareció el especial de Supercifuentes "The Justiciero Man". Gracias al trabajo de Helberts Guerrero, un visitante del blog que vive en Viña del Mar y que me ha enviado este ejemplar de lujo con la aventuras de nuestro conocido suerhéroe. Aquí se cuenta la verdadera historia de su cesantía crónica, como reza la portada del especial. Supercifuentes es la creación del arquitecto y dibujante chileno Hernán Vidal (Hervi), quien lleva más de treinta años dedicado a dibujar historietas y caricaturas en diversos medios, algunos de los cuales son ya leyenda, como es el caso de "La chiva" y "La firme". Ya publicaré algunas cosas que tengo de esta última. También Hervi fue dibujante del grandioso equipo de fútbol Barrabases. Me parece que corresponde al Barrabases de la segunda época (a comienzos de los setenta) y es fácilmente distinguible el característico estilo y humor de Hervi en esas historias del equipo de Villa Feliz. Hervi tiene su página web en construcción pero pueden encontrar mucha información sobre su obra en algunos de los muchos sitios dedicados a la historieta chilena. Debo decir que el amigo Helberts no sólo se dio el trabajo de escanear toda la revista sino que además le hizo un trabajo de edición que la dejó impecable. También le agregó algunas de las historietas que venían habitualmente en la revista. El trabajo quedó realmente muy bueno y a los que somos lectores empedernidos de historietas en su formato digital, nos dejará muy satisfechos porque se ve realmente muy bien. Helberts subió el archivo con la revista en pdf al servidor Zshare y yo además lo subí a Rapidshare y Mediafire. En este caso, subí la revista no en pdf sino que en formato jpg comprimido con Winrar. Los que acostumbran a leer historietas sabrán a qué me refiero. Pueden ver la revista directamente en su formato comprimido si utilizan el programa CDisplay o bien pueden descomprimir el archivo y verlo con cualquier lector de imágenes. Yo uso tanto el CDisplay como el ACDSee. Ambos son muy buenos para leer historietas digitales. Aquí les dejo un enlace para que puedan descargarlos desde Rapidshare o descargarlos desde Mediafire. El ACDsee está con su respectivo crac para que lo instalen "full version". Bueno, los siguientes son los enlaces para descargar y disfrutar de las delirantes aventuras de "The Justiciero Man". Que disfruten la revista y los agradecimientos háganselos llegar al propio Helberts a través de este mismo blog.

DESCARGAR TODO SUPERCIFUENTES DESDE ZSHARE (versión PDF de Helberts)
DESCARGAR TODO SUPERCIFUENTES DESDE RAPIDSHARE (versión jpg)
DESCARGAR TODO SUPERCIFUENTES DESDE MEDIAFIRE (versión jpg)

martes, 29 de enero de 2008

[RESUBIDO] La Bicicleta Nº 12 - 23 de mayo al 22 de junio de 1981


DISCULPAS


A este número que subí de La Bicicleta hace ya bastante tiempo le faltaba una página con un artículo sobre la muerte de Sartre.


Gracias a Fiestoforo_2 que se dio cuenta del error. Si alguien detecta algún otro error en el escaneo o hay algún link que ya no funciona, avísenme para arreglarlo.





Aquí están los links nuevos y también los corregí en la entrada publicada originalmente:

DESCARGAR LA BICICLETA Nº 12 (por Rapidshare)
DESCARGAR LA BICICLETA Nº 12 (por Mediafire)

jueves, 24 de enero de 2008

LA BICICLETA Nº 28 - noviembre de 1982


Si debo hacer una caricia, preferiría que fuera a ti

Si tengo que dar algún beso, busco tu boca y lo dejo allí
Si es necesario hacer futuro, desde tu cuerpo lo inventaré
Si el mundo pide decisiones, las tomarás y las tomaré.

(Eduardo Peralta)

El número 28 de La Bicicleta, correspondiente al mes de noviembre de 1982, nos trae un cancionero dedicado a dos grandes cantautores: Eduardo Peralta y Gervasio. Eduardo ya había sido incluido en algunos números previos de la revista porque era uno de los más conocidos exponentes del Canto Nuevo, especialmente en su condición de trovador. El propio Eduardo señaló en alguna oportunidad que buscaba rescatar esa vieja tradición de juglares y trovadores que en Francia está tan bien representada por artistas como George Brassens, uno de los principales inspiradores de Eduardo. Me parece que hacia fines de 1982 aún no desarrollaba esa afición por las payas que luego ha sabido cultivar tan bien.

Bueno, este cancionero incluye algunas de sus más conocidas canciones, tales como "El hombre es una flecha", "Joven titiritero" y "Navidad". A mi pesar, no se incluyó "Juan González", que fue la primera canción de Eduardo que tuve ocasión de escuchar. Recuerdo que me pareció una hermosa canción y me conmovió su profundo humanismo. Si quieren escuchar esa y otras de las hermosas canciones pueden bajar los siguientes discos de Eduardo Peralta: "Eduardo Peralta 1983" (posteado en el blog "En busca del tiempo perdido"), Eduardo Peralta canta a Brassens y Grandes Canciones de Eduardo Peralta (ambos posteados en "El corsario de la Gascuña").

También pueden ver el siguiente vídeo de Eduardo en el que publicita las bondades de las guitarras Ibanez, que al parecer lo auspicia o lo auspició. Bueno, yo tengo una guitarra acústica Ibanez que me acompaña desde la Navidad del 81, así que también puedo dar testimonio de su calidad, jajaja.

video

Respecto a Gervasio, debo decir que fue a uno de los primeros cantantes del denominado Canto Nuevo que fui a ver a comienzos de los ochenta. Recuerdo que "Sonia la única" (del sello SYM), que a su vez creo recordar es la mamá de Cristina González (actualmente Cristina Narea), organizó una serie de conciertos gratuitos en el Hotel Galerías, en la calle San Antonio. Ahí escuché a Eduardo Yáñez , Oscar Andrade y a Gervasio, entre otros. A este último lo conocí entonces y recuerdo que cantó algunas canciones de un cantautor argentino que por entonces apenas era conocido en Chile: León Gieco (ya viene un número de La Bicicleta dedicado a este gran cantautor). Gervasio cantó la famosa "Sólo le pido a Dios" y explicó a quién pertenecía y el origen de dicha composición.

Bueno, el asunto es que creo que Gervasio fue uno de los que contribuyó a difundir este nuevo movimiento musical debido a que ya tenía una historia de fama en sus tiempos de Los Náufragos y su famosísima "Y la azafata me mira" y por lo mismo tenía cierta llegada con los medios. De hecho, en la entrevista que le hacen en este número de La Bicicleta, le preguntan por este cambio drástico de cantar canciones comerciales a cantar canciones con mayor contenido. Si quieren recordar las canciones de este cantautor uruguayo que muriera trágicamente, pueden bajar su disco de grandes éxitos mediante este enlace (está ripeado a 192 kbps). Ojalá lo disfruten.

Pasando a los restantes contenidos de este número de la revista, les puedo contar que viene una transcripción parcial de una obra de Juan Radrigán que se llama "El toro por las astas" y que en ese año presentaba la compañía de teatro "El telón". No sé si conté ya que el teatro de Juan Radrigán me gusta mucho y que quedé impresionado desde que a los 12 años fui a ver "Testimonio sobre las muertes de Sabina" al Teatro del Ángel en Santiago pues era una de las obras que mi profesor de castellano nos pidió ver y por la que sería evaluado en una prueba. Casi ni recuerdo muy bien la obra pero sí recuerdo la sensación que me dejó porque era sobre una pareja de ancianos que vivían en una pieza miserable. Los papeles los interpretaban los desaparecidos Tennyson Ferrada y Anita González (creo) y quedé con una angustia tremenda, supongo que porque además de la misera material Radrigán nos mostraba la miseria humana en toda su expresión.

También viene un artículo dedicado al siloísmo ¿Qué es eso?, preguntarán algunos ¿Con qué se come?, preguntarán otros. Bueno, el siloísmo es para algunos una revolucionaria forma de pensar y actuar en la vida; y para otros no es más que una ideología sectaria. La Bicicleta, acostumbrada a desmitificar todo, aborda aquí la situación que en esos años vivía la organización que fundara Mario Rodríguez Cobos (Silo) a fines de la década del sesenta y que del denominado "Poder Joven" derivó a la "Comunidad para el desarrollo humano" o simplemente "La comunidad". Para chilenos y argentinos que vivieron en aquellos años no ha de ser extraño escuchar hablar de Silo y el siloísmo pero probablemente los más jóvenes ni siquiera sepan de quién se trata. Sólo voy a decir que es alguien que creyó tener una respuesta para quienes buscaban una solución a la crisis que el mundo parecía vivir y que desde entonces ha intentado actuar como fuerza transformadora para humanizar la tierra a partir de lo que cada cual puede hacer en su medio inmediato. Nada menos. En este número de La Bicicleta, además de dar cuenta del pasado y del entonces presente de los siloístas, se incluye una entrevista al mismísimo Silo. Y aquí pueden escuchar la famosa arenga sobre la curación del sufrimiento que diera Silo en Punta de Vacas el 4 de mayo de 1969. Saquen sus propias conclusiones.

Otro artículo interesante es el dedicado a "La batucana". Una especie de Violeta Parra (aunque a bastante menor escala) que por esos años irrumpió en la televisión. Si mal no recuerdo, parece que salió en "Cuánto vale el show" o algo así y de ahí saltó a "Chilenazo" y otros programas similares. Cantaba y recitaba décimas y otras cosas semejantes. No sé qué será de ella ahora pero recuerdo que estuvo de moda en esos años y que tenía una actitud bien chora.

Otro interesante artículo aborda la situación de los colegios. Jajaja, bueno, en realidad no son "los colegios" (así en general) sino apenas una entrevista con niños del Instituto Nacional, el San Juan y el Saint John's. Estos dos últimos colegios muy "buena onda" según leo en la revista. Obviamente que en un momento en el que parece que nada pasaba en los liceos y colegios de Santiago (qué decir en los de Chile en general), resulta un tema de interés saber qué pensaban estos jóvenes sobre actualidad. Aunque eso de que no pasaba nada es bien relativo porque si mi memoria no me engaña, en 1982 ya funcionaban algunas organizaciones estudiantiles que buscaban articular a los estudiantes secundarios y reconstruir los centros de alumnos. Al menos yo estaba vinculado desde 1981 ó 1982 (no lo recuerdo bien) a una de esas organizaciones que ni siquiera nombran en el documental "Actores secundarios" porque era muy re-vieja: la AEM (Agrupación de Estudiantes Medios). Nos reuníamos casi siempre en la Vicaría de la Zona Oeste, que quedaba en la calle Jotabeche, y hacíamos las cosas que entonces se podían hacer: rayados, organizar asambleas, organizar peñas y cosas así. Pero bueno, en esta entrevista ni siquiera mencionan a la AEM o algunas de las organizaciones que entonces operaban en la semi-clandestinidad. Se ve que hubo que esperar algunos años para que despertaran los adormilados secundarios y reconstruyeran la Feses. Pero esos ya no eran de mi generación así que no tengo mucho que opinar al respecto.

El último artículo corresponde a uno de la serie que dedicó La Bicicleta a los temas del matrimonio. La serie se llamaba "Escenas de la vida conyugal" y mediante entrevistas a jóvenes se abordaban algunos temas relativos al "sagrado vínculo". En este caso, los entrevistados son jóvenes que abominan del matrimonio y que dan sus razones de por qué el matrimonio sería nefasto.

Bien, eso sería este número 28 de La Bicicleta. Incluye, por cierto, las noticias culturales como habitualmente lo hace pero lamentablemente no trae una nueva aventura de mi superhéroe favorito: Supercifuentes. Al menos se anunciaba que saldría una antología de sus aventuras en edición especial . No recuerdo haberlo tenido pero lo buscaré y si lo encuentro, lo comparto también.

Bueno, espero que disfruten este número y que puedan dar sus opiniones y sugerencias. Es algo decepcionante cuando nadie comenta nada porque casi es como que todo este trabajo de escanear y subir la revista fuera inútil. Menos mal que soy un poco obsesivo-compulsivo y es probable que siga subiendo las revistas que tengo y las que me han prestado algunos buenos amigos. Pero no vendrían mal algunas palabras de aliento y alguna ayuda también.

DESCARGAR LA BICICLETA Nº 28 AQUÍ (desde Rapidshare)
DESCARGAR LA BICICLETA Nº 28 AQUÍ (desde Mediafire)


lunes, 14 de enero de 2008

La Bicicleta Nº 26 - septiembre de 1982

El número de septiembre de 1982 viene -era que no- dedicado a la cueca (¿o deberíamos decir zamacueca?), nuestro querido baile nacional, según se nos enseñara en el colegio. En este caso, el artículo central sobre dicho baile nacional viene firmado por un estudioso del tema, Rodrigo Torres, quien es etnomusicólogo y ha sido director del "Archivo de música tradicional" de la Universidad de Chile. Por su parte, los acordes de este cancionero son de Catalina Rojas, quien además nos explica cuáles son los diversos tipos de cueca que existen. Así entonces, hay que tomarse muy en serio la advertencia de entrada que nos hace Rodrigo Torres: no hay una sola cueca sino tantas como chilenos dispuestos a bailarla. ¡Qué tal! Eso quiere decir que el ex-secretario general de gobierno -Ricardo Lagos Jr.- puede dormir tranquilo pues su peculiar forma de bailar la cuenca dieciochera de seguro contaría con el reconocimiento de este experto.

No sé si estaré en lo cierto pero me da la impresión que la cueca hoy se ha convertido para algunos jóvenes en algo así como un género de culto dentro de la variada escena musical. Hace algunos meses asistí a un coloquio sobre música popular que se realizaba en la Biblioteca Nacional de Santiago y el día que se abordó el tema de la cueca, había muchísimos jóvenes con cara de "estudiantes universitarios buena onda" que parecen haber disfrutado profundamente tanto de un documental de Mario Rojas sobre la cueca urbana, como del posterior concierto que dieron "Los Trukeros". De hecho, no sólo parecía que todo el mundo se sabía las canciones sino además se celebraban los códigos y guiños que supongo que sólo un verdadero "cuequero" puede reconocer. Debo decir que también se veían algunos personajes propiamente populares entre el peculiar público reunido esa noche de jueves en la Sala América de la Biblioteca Nacional pero destacaba claramente el "fenotipo" que se suele encontrar en las facultades de arte y humanidades de nuestras más tradicionales y emblemáticas universidades.

En lo que respecta a literatura, esta vez los dados vienen cargados a uno de los más conocidos (mediáticos, dirán muchos) exponentes de la nueva narrativa latinoamericana: Antonio Skármeta. Este escritor, ex-Mapu, ex-conductor de televisión y ex-embajador, es entrevistado por nuestra querida revista y además se publica uno de sus cuentos más conocidos y que fuera llevado al cine en Alemania en el año 1988, "El ciclista del San Cristóbal". Personalmente he leído solamente tres novelas de Skármeta: "Ardiente Paciencia", "Soñé que la nieve ardía" y "La insurrección". Sus últimas novelas no he tenido la oportunidad de leerlas pero si le creo a algunos de los noveles exponentes de la crítica literaria chilena, parece que no me he perdido de mucho. Bueno, pero en todo caso "El ciclista del San Cristóbal" es un gran cuento.

También viene en este número un artículo de Antonio De la Fuente sobre Julio Iglesias, ese empaquetado cantante español que lamentablemente asocio demasiado con las imágenes de la televisión pinochetista, aunque en ese 1982 se anunciaba una gira suya por la URSS, jajajaja. ¡Cómo no se habría de derrumbar la URSS con tamaño aporte a la cultura! Ufff, supongo que por la misma razón es que "Antoniodelaefe" se permitió escribir una crónica tan disparatada sobre esta verdadera momia viviente de la canción cebollera. Lo mejor del artículo son los dibujos que fueron tomados de la revista Humor. Buenísimos.

El mismo Antonio De la Fuente escribe también una crónica patagónica sobre Aisén. Esa enigmática región de nuestro país, tan bella y tan misteriosa. Es nuestro propio "Twin Peaks", creo yo. De haber conocido Aisén, probablemente David Lynch hubiese ideado historias aún más delirantes para su recordada serie de televisión.

El último de los artículos es de Rebeca Araya y es sobre la relación entre juventud y violencia. Qué original, dirán ustedes. Bueno, pero no está nada de mal ver qué se decía en ese lejano 1982 al respecto. Ese sería el año de la "Marcha del hambre", el anuncio de lo que se vendría en los años posteriores en materia de movilización social y represión. En el artículo se entrevista a gente de la calle y a famosillos como Pilar Cox y Pirincho Cárcamo.

Bueno, las habituales notas de cultura y arte, así como la infaltable historia de Supercifuentes -quien esta vez ha sido víctima de la devaluación del peso- cierran el número 26 de La Bicicleta. Que lo disfruten y no olviden dejar sus comentarios, sugerencias y aportes. Serán siempre bienvenidos.

DESCARGAR LA BICICLETA Nº 26 (desde Rapidshare)
DESCARGAR LA BICICLETA Nº 26 (desde Mediafire)

Cancionero Silvio Rodríguez (abril de 1985)

Un cancionero que apareció en abril de 1985 y que en un formato más pequeño que el habitual de La Bicicleta, ofrece varias de las canciones más hermosas de Silvio, especialmente aquellas editadas a comienzos de los ochenta. Los acordes de las canciones son de Álvaro Godoy y es probable que también lo sean lo artículos sobre Silvio que vienen en este cancionero, aunque no esté indicado claramente en él.

Les dejo un video de una de las canciones que viene en este cancionero y que es una de las más lindas y tristes de Silvio, "Ángel para un final", que forma parte de uno de los conciertos que dio en Chile.

Que lo disfruten, tanto como el cancionero. Y no olviden dejar sus comentarios y sugerencias.


video


DESCARGAR CANCIONERO (desde Rapidshare)
DESCARGAR CANCIONERO (desde Mediafire)

viernes, 11 de enero de 2008

Aprende a tocar guitarra con La Bicicleta


Gracias a la amable colaboración de Luis Fierro, a quien tuve la suerte de conocer a través del blog, pongo a disposición de los visitantes un especial que publicó La Bicicleta para aprender a tocar guitarra. Este número corresponde a la tercera edición -se ve que tuvo éxito- y su fecha es de ese recordado julio de 1986, que partió con esa enorme movilización popular del los días 2 y 3.

Bueno, este ejemplar nos trae un básico y muy didáctico curso para aprender a tocar la guitarra y como siempre el texto y los acordes de las canciones son del gran Álvaro Godoy. Viene en formato grande y aunque sencillo, pienso que le será de mucha utilidad a quien está empezando con este asunto de tocar guitarra.

Lamentablemente la condición en que se encontraba el ejemplar de la revista no era la mejor y le faltaban las páginas centrales. De todos modos decidí subirla y compartirla igual porque en lo que se refiere al curso de guitarra propiamente tal, está completa. Además, las canciones que trae para tocar son muy variadas, van desde el folclor hasta el neofolclor; de lo popular a lo más vanguardista, así que hay para todos los gustos.

Bueno, y para que vayan practicando, ahí les dejo unos videos de algunas de las canciones que incluye este cancionero para que así vayan practicando y de paso disfruten estas hermosas canciones.

En primer lugar, la hermosa composición de Luis Le-Bert que tocaba Santiago del Nuevo Extremo, "Simplemente". Eso es. Simplemente hermosa.

video

En segundo lugar, "Confesiones de invierno", cuyo video corresponde al de la película "Adios Sui Generis". Vale la pena escuchar la entonces gran voz de Charly.

video


Por último, les dejo un video en el que Eduardo Gatti interpreta "Los momentos" y que corresponde a una presentación que hizo en "El mesón nerudiano".


video

Que disfruten tanto el cancionero como los videos. Y no olviden dejar algún comentario. Es todo lo que les pido.

DESCARGAR ESPECIAL LA BICICLETA (desde Rapidshare)
DESCARGAR ESPECIAL LA BICICLETA (desde Mediafire)

viernes, 4 de enero de 2008

Palabra urgente al pueblo mapuche (Tito Tricot)

Quién sabe que pensó Matías en el momento preciso cuando aquella bala le acribilló para siempre sus sueños de tierra madre. Tal vez sintió una lluvia de buganvillas amaranto en el pecho que se confundió irremediablemente con su furia de siglos. La misma que ahora nos embarga y nos duele, como chilenos, como mapuche de viento antiguo. Y por eso te escribo hermano mapuche, por eso te lloro hermana mapuche, porque las profundidades del silencio solo albergan la complicidad de los que callan y miran hacia el lado cuando la guerra quema la piel indígena desde hace centurias. Pero también están los que mienten y, desde la arrogancia del poder, hablan de terrorismo, cuando estos peculiares “terroristas” mapuche jamás han asesinado a nadie, por el contrario, los únicos muertos son dos jóvenes mapuche: Alex Lemun y Matías Catrileo quienes cayeron acribillados en una tormenta de luciérnagas azules que atravesó el terciopelo de la noche sureña la madrugada en que la policía hizo lo que sabe hacer mejor: matar. Y mataron en dictadura y matan en democracia, quedaron impunes en dictadura y quedan impunes en democracia.

Nos hablan del conflicto mapuche y del problema mapuche, cuando el conflicto y el problema lo comenzaron los chilenos cuando ocuparon militarmente territorio mapuche a fines del siglo diecinueve. Les arrebataron tierra y territorio, bosques y ríos, pájaros y montes, pero jamás pudieron quitarle sus sueños de dignidad. Entonces, cada cierto tiempo y desde siempre, el mapuche dice basta, cansado de la expoliación chilena que se viste de colono, latifundista, de empresa forestal y, por cierto, de la abisal violencia del winka que no puede soportar que le recuerden su morenidad.

Por ello mi palabra urgente, para que sepas que no todos somos el gobierno, no todos somos el Estado, no todos somos racistas, no todos renegamos de nuestras raíces.

Por ello mi palabra urgente, para que sepas que no estás solo en tu incesante periplo para que simplemente te dejen ser. Que somos muchos los que nos dolemos de tu dolor, nos reímos con tu alegría y que nos asombramos con el canto de las bandurrias.

Por ello mi palabra urgente, para que sepas que el asesinato de Matías nos alborota la garganta, nos oprime el corazón y nos ensombrece la mirada.

Por ello mi palabra urgente, para que sepas que la huelga de hambre de los hermanos y hermanas presos nos enfurece el alma ante el fuego de su sacrificio.

Por ello mi palabra urgente, para que sepas que tu lucha por la autodeterminación es también nuestra lucha

Por ello mi palabra urgente, para que sepas que tu urgencia es nuestra urgencia.

Por ello mi palabra urgente, para que sepas que la furia contra la policía asesina es nuestra furia.

Por ello mi palabra urgente, para que sepas que la furia contra el gobierno racista es nuestra furia.

Por ello mi palabra urgente, para que sepas que nadie puede matar impunemente, que el gobierno debe responder por sus actos y debe cesar de utilizar la represión contra un pueblo que solo brega por sus derechos.

Por ello mi palabra urgente al pueblo mapuche, para que sepas que tiene la urgencia de la vergüenza, del dolor, de la ira, pero también de la esperanza, pues tengo la certeza que algún día la cordillera se estremecerá de fuego cuando los chilenos, por fin, reconozcan su india morenidad.

Tito Tricot
Sociólogo
Director
Centro de Estudios Interculturales ILWEN
Chile

Enero 2008