sábado, 6 de octubre de 2007

LA BICICLETA Nº 16 - octubre de 1981



ESCRITO CON TIZA

Uno le dice a Cero que la nada existe

Cero replica que Uno tampoco existe
porque el amor nos da la misma naturaleza.

Cero más Uno somos Dos le dice
y se van por el pizarrón tomados de la mano

Dos se besan debajo de los pupitres
Dos son Uno cerca del borrador agazapado
y Uno es Cero mi vida

Detrás de todo gran amor la muerte acecha.

(Oscar Hahn)


Volvemos a los números de La Bicicleta que he escaneado yo mismo. La calidad es mejor, por cierto. A la altura de la calidad de la revista. Pues bien, este número 16 es de octubre de 1981 y trae como cancionero al cantante y compositor brasilero Chico Buarque de Hollanda, quien junto a músicos como Gilberto Gil, Vinicius de Moraes, Maria Bethania y otros, formaron parte de un importante movimiento de música popular en el Brasil que tiene muchísimos seguidores en todo el mundo. Aunque a veces la música popular brasilera ha sido convertida en un objeto de consumo conspicuo entre algunas capas de la pequeña burguesía intelectual chilena, hay que reconocer que más allá del valor signo que se le otorga a veces en esos medios sociales, se trata de un producto cultural de altísima calidad. Tanto en música como en letras, Chico Buarque es un buen exponente de esa calidad que tiene la música popular brasilera.

Se incluye un artículo sobre la historia de la música popular brasilera y una entrevista a Buarque. Las canciones de éste vienen en su idioma original y con su respectiva traducción al castellano más los siempre atinados acordes del que fuera probablemente el más apreciado de los integrantes de La Bicicleta: Álvaro Godoy. En este mismo blog es uno de los que más recuerdan los antiguos lectores del velocípedo. Es el mismo Álvaro quien realizó la entrevista a Buarque y probablemente sea él también el autor del artículo. Pueden bajar varios discos de Chico Buarque desde el blog El corsario de la Gascuña.

Y pueden disfrutar de este video de Chico Buarque interpretando su hermosa canción "Construcción" (claro que en portugués):

video

Siguiendo con los aportes de Álvaro y el tema de la música chilena, La Bicicleta trae un artículo sobre la creación de una asociación llamada El canto de Chile, integrada por Eduardo Peralta, Dióscoro Rojas (el mismísimo patriarca de los guachacas), el recordado Juan Carlos Pérez y los hermanos Eduardo y Pedro Yañez. Ellos buscaron a través de esta asociación la autogestión de la actividad artística que desarrollaban y que les permitiera poder vivir del arte. Nada fácil por cierto. Interesante el artículo y la entrevista que Álvaro les hizo a estos cantautores.

A propósito de Eduardo Yáñez. Tal vez no todos lo recuerden pero fue una de los voces más interesantes del movimiento del Canto Nuevo. Yo rescaté unas canciones suyas de un viejo cassette que grabé de la radio hace más de 25 años. Pueden escucharlas bajándolas de aquí. No se arrepentirán y a propósito de la muerte de John Lennon en el año 1980, escuchen la interesante canción que le hizo Eduardo. De verdad vale la pena escuchar a este cantautor. Además, un disco compacto que Eduardo produjo con aporte del Fondart, titulado "Pero ¿qué reclamo yo?", lo pueden encontrar en la disquería que queda en 21 de Mayo en Santiago. No recuerdo el nombre pero es una que se especializa en música popular chilena y que está en la misma galería donde quedaba el antiguo cine Mayo.

Otro interesante artículo sobre música es el que aparece sobre el Grupo Agua. Me parece que esta es la primera vez que en La Bicicleta se escribía sobre este tremendo grupo. Se les indica como exponentes del estilo musical iniciado por Los Jaivas. Es cierto que por la pinta son medio parecidos a Los Jaivas pero musicalmente son algo diferentes. Más cercana de la música andina propiamente tal, aunque su paso por Brasil les permitió incorporar una variedad importante de ritmos y estilos. Junto con Viento del Sur, fueron una de las bandas que más me gustaban. Los fui a ver varias veces y recuerdo una oportunidad en que tocaron en la Plaza del Mulato Gil, en pleno barrio Lastarria. Fue un concierto gratuito y sonaron increíbles.

Quienes quieran escuchar a este tremendo grupo chileno, pueden descargar su primer disco, titulado "Transparencia" (1977), desde el blog En Busca del Tiempo Perdidomediante este enlace. Su segundo disco, llamado "Amaneceres" (1981), lo pueden descargar desde aquí. Este último debe ser el LP que he ripeado yo mismo pues lo conservo en buenísimas condiciones desde aquellos años y hace un tiempo lo compartí en la web. Además pueden descargar un especial que transmitió la Radio Carolina (en la época en que esta radio a veces transmitía música alternativa). Lo he ripeado desde un cassette en que grabé ese especial.

Pueden apreciar el talento del Grupo Agua en este video, donde aparecen junto a Milton Nascimento interpretando el tema "Caldera":

video

El poema que reproduje al inicio de estas líneas, forma parte de dos de los poemas incluidos en una nota sobre el poeta Oscar Hahn, quien es entrevistado por Antonio De la Fuente. Además, viene un artículo sobre la creación artística de los chilenos en el exilio. Incluye poesía, cuento y gráfica (con dibujos de TEX, Palomo y Chantal De Rementería), destacando también los premiados en el concurso organizado por La Bicicleta: Guilermo Deisler en gráfica (quien es en la actualidad un reconocido artista visual) y Juan Armando Epple, en cuento. Este último es en la actualidad profesor en la Universidad de Oregon. También se incluye una entrevista que Osvaldo "Gitano" Rodríguez le hizo a Ángel Parra, en formato de "décimas". Muy buena.

Otro artículo muy interesante es uno acerca de la "onda esotérica" que parece ser que en ese entonces comenzaba a proliferar en Chile. Al respecto, se consulta a algunos legos y expertos (entre ellos, al antropólogo Carlos Piña) acerca de qué habría detrás de esta proliferación de grupos esotéricos. Para algunos se trata de la búsqueda de respuestas ante la crisis de la sociedad, y para otros simplemente de formas de dominación ideológica. El artículo es escrito en una primera parte por Eduardo Yentzen y por Antonio De la Fuente, quien escribe una crónica sobre la onda esotérica a partir de una suerte de "observación participante" que hizo con tres grupos esotéricos: krishnas, Suddah Dharma Mandalam y Kungfuistas. Antonio De la Fuente describe en forma muy peculiar a estos grupos espiritualistas. Así, refiriéndose a los krishna, señala: "...distinguirá al menos sus características peladitas con un moño en la nuca (para que los levante el señor al cielo)..." y más adelante, cuando debió sacarse los zapatos para ingresar al "templo" señaló "Krsna perdonará el estado de nuestros calcetines." En fin, el humor de Antonio "De la Efe" en todo su esplendor.

Por su parte, en las noticias culturales se incluye la cartelera en teatro, plástica y música. Se informa, en una de estas noticias, sobre el fenómeno que produjo la visita de Los Jaivas, quienes fueron invitados hasta por Don Francisco a sus dos programas de televisión.

Finalmente, no olviden que el superhéroe de Consumópolis siempre aparece en el momento oportuno para provocarnos más de una sonrisa. En esta ocasión Supercifuentes se equivoca al escuchar una famosa expresión que correspondía al final de la célebre teleserie "La madrastra", la que en esos días emitía su último capítulo luego de su arrollador éxito en la televisión. Disfruten de este número de La Bicicleta y no olviden dejar sus comentarios, sugerencias y aportes. Serán bienvenidos.

DESCARGAR LA BICICLETA Nº 16 (desde Rapidshare)
DESCARGAR LA BICICLETA Nº 16 (desde Mediafire)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Nada que ver con el tema de este blog (que encuentro exelente a todod esto) pero...¿tienes el casét que Eduardo YAñez editó par aAlerce el año 87 app.?

Mayoneso dijo...

jajaja, no lo tengo. Sólo tengo el CD que editó con apoyo del Fondart.

Gastón Adonay dijo...

Gracias por compartir.

Saludos

angélica dijo...

Eternamente agradecida de su aporte y de leer lo que escribe. Después de encontrar su blog por casualidad siendo una muy buena casualidad. Muchísimas gracias.