viernes, 7 de diciembre de 2007

LA BICICLETA Nº 23 - mayo de 1982


ELECTRA

Me desnudé nervioso.
Con la misma zozobra de mis 18 años.
Y me tendí en tu cama extraña.
Cosa curiosa: ataron tu lecho a mis espaldas
para que no me moviera.
Inesperada, recorriste mi cuerpo,
induciéndome espasmos crueles.
No, no haré más el amor contigo.
Mujer vulgar y corriente

(Anónimo)



Este número 23 apareció en mayo de 1982, el año del fallido penal de Caszely en el Mundial de España. En este número se incluye una página para recortar y pegar en la pantalla del televisor, con una especie de Pedro Carcuro tragándose una pelota, jajaja. En fin, se trataba de pegar el dibujo en la pantalla del televisor y luego salir a jugar su propia pichanga, jajaja.

Bueno, pero lo más interesante de este número de La Bicicleta está en que trae nuevamente una compilación de exponentes de la entonces joven poesía chilena. En esta ocasión se incluyen poemas de Gonzalo Muñoz, Roberto Merino, Eduardo Llanos, Clemenes Papa, entre otros. Como siempre, los que gustan del género lírico, podrán disfrutar de esta selección que nos ofrece nuestra querida revista. El poema reproducido más arriba es uno de los que vienen en este número.

También se incluye una entrevista a Víctor Manuel, quien en ese entonces se presentaba en el Casino de Viña del Mar justo para el 1º de mayo. El dato no es menor tratándose de un cantante identificado con el Partido Comunista. Así parte la crónica y entrevista que le realizó Antonio De la Fuente. En ella Víctor Manuel aborda su trayectoria musical pero también habla de política, de sus proyectos para grabar junto a Chico Buarque, Silvio Rodríguez y Pablo Milanés. En fin, una buena entrevista para un buen músico que en esos años había vuelto al circuito comercial luego de haber tenido que lidiar contra el régimen franquista.

En el habitual cancionero, ese mes de mayo de 1982 venía dedicado a Los Blops y a Congreso, quienes venían de recomponerse como banda con la incorporación de nuevos músicos y el recordado Joe Vasconcellos en la primera voz. Ambos grupos formaban parte de esa hermosa época en la que los jóvenes músicos chilenos buscaban nuevas formas de expresión que dieron por resultados probablemente algunas de las más innovadoras agrupaciones. De hecho, el artículo parte recordando el célebre concierto "Los caminos que se abren", que reunió a Congreso, Los Blops y Los Jaivas en el escenario de la Quinta Vergara.

Pueden disfrutar de una de las canciones de Los Blops en el siguiente video:
video


En este número de La Bicicleta se incluye además una entrevista a Congreso, Patricio González, quien fuera uno de los tres hermanos González que fueron la base del grupo desde sus inicios. Tres hermanos de Quilpué, que al igual que los tres hermanos Parra de Viña del Mar han dado origen a una de las más importantes bandas de música contemporánea en nuestro país.

La entrevista a Patricio es interesante porque aborda temas como la diferencia entre la música que ellos hacían y la que hacían Los Jaivas. Al respecto, cuando Álvaro Godoy (autor del artículo, de la entrevista y del cancionero) le señala que Los Jaivas ocupan una escala pentáfona y secuencias armónicas por quintas paralelas, que era característica de la música de los pueblos indígenas de América, Patricio sostiene que por eso le parece que la música de Los Jaivas sonaba igual en ese año 1982 que antes por cuanto se limitan a cinco notas y además se enmarcan en una raíz folklórica mucho más marcada que lo que hay en Congreso. Estos últimos ya hacían una música mucho más universal, probablemente lo que hoy se conoce en el mundo entero como "World Music". Bueno, será mejor que cada uno saque sus propias conclusiones respecto a cuan diferentes o cuan semejantes son estas dos bandas. Al menos para mí, fueron desde niño dos de mis bandas favoritas. De Congreso aún conservo el precioso vinilo de "Ha llegado carta", que venía en formato de sobre, y que me compré con mis ahorros cuando salió en 1982. En esos años aún no conocía a Weather Report ni había escuchado a Béla Bartók pero cuando lo hice algunos años después me llamó la atención el parecido con la música que hacía Congreso. Nunca he sabido cuáles han sido las influencias de sus músicos pero me tinca que Tilo González debe tener a Bartók entre las suyas. Lo mismo probablemente con Weather Report, aunque un disco como Sportin' Life es posterior a los dos que Congreso editó con la formación de comienzos de los ochenta.

Otro interesante artículo sobre Congreso apareció en la revista Pluma y Pincel de mayo de 1984. La pueden descargar de aquí. Sirve para complementar lo que entonces se publicó en La Bicicleta sobre esta grandiosa banda chilena. Si quieren bajar algunos discos interesantes de Congreso, pueden hacerlo en el blog "En busca del tiempo perdido". Les recomiendo que bajen el hermoso disco "Pájaros de arcilla", que Congreso editó en 1983 en Argentina y que nunca ha sido editado en Chile. Lo pueden descargar mediante este enlace.

También pueden disfrutar de este video con uno de los más hermosos temas de Congreso:


video

Se incluye también un artículo sobre el cineasta alemán Rainer Werner Fassbinder, considerado el "niño prodigio" del entonces "Nuevo cine alemán". En ese año de 1982 el Goethe Institut había ofrecido un ciclo dedicado a su filmografía, el que tuvo gran éxito de público. Yo no he visto nada de Fassbinder, de modo que no puedo hacer comentario alguno pero supongo que debe ser en verdad un buen cineasta.

Otra muy interesante entrevista que trae este número de La Bicicleta es la que le hizo Ricardo Cuadros en Amsterdam al músico Patricio Wang, ex-Barroco Andino y que también ha trabajado con Quilapayún. Muy interesante la entrevista porque hace un balance de lo que había sido hasta entonces su trayectoria y también un balance de lo que fue el movimiento musical y cultural de esas décadas. Fue Patricio Wang quien ha dado la mejor definición de lo que significó la muerte de John Lennon: el fin de la adolescencia de toda una generación.

Antonio De la Fuente nos ofrece un interesante artículo sobre el feminismo. Con testimonios de mujeres y estudiosas y estudiosos del tema, se plantea un análisis muy certero de lo que entonces eran los antecesores de los hoy muy extendidos estudios de género.

Finalmente, como de costumbre, muchas noticias del arte y la cultura que se hacía esos años en Chile. Por ejemplo, viene una nota sobre la programación del programa "Música Contemporánea", que transmitía la Radio Beethoven y en el que recuerdo haber escuchado a Congreso y otros grupos que en esos años eran difícilmente difundidos por las radios habituales.

Ah, y como siempre, disfruten de las aventuras de Supercifuentes, quien esta vez se ve involucrado en un incidente de connotaciones diplomáticas. Ojalá les guste este número y no olviden dejar sus comentarios y sugerencias. Serán bienvenidos.

DESCARGAR LA BICICLETA Nº 23 (desde Rapidshare)
DESCARGAR LA BICICLETA Nº 23 (desde Mediafire)

2 comentarios:

DeMenteSuelto dijo...

Grande Maestro, he bajado bastantes números que se los pasaré a mi viejo, quién era un gran seguidor de la revista por esos oscuros años ochenta. Notable la pega que se ha mandado subiendo tantos números para dejar vivo el legado de esa revista. Lamentable si, que nuestra generación no haya tenido la dicha de tener siquiera algún símil de esta, aunque hubiese sido evidente el fracaso con tanta plataforma virtual. El misticismo que produce ver una revista que logra aunar música y temas de interés, como culturales, medioambientales o políticos y a pesar de todo el rollo político de la época, demuestra el por qué nuestra generación está tan vacía. Me cuesta imaginar una revista así en esta época, sobre todo con la liviandad de mentes que la televisión e internet, en parte, han producido.
Un abrazo y felicidades por tan noble pega que ha hecho.

Franco Cataldo.

P.D. ¿No tiene algún recital de Congreso en la época del Joe? Solo tengo el que le hice llegar al compadre del blog "En Busca del Tiempo Perdido" y en verdad, tengo una fascinación con esa época de Congreso. Tengo unos conciertos de Serú Girán que quizás podríamos tranzar jajaja. Salud y nuevamente, excelente el blog!

Gastón Adonay dijo...

Muy buen número de esta revista. Sólo queda compartirla.
Muchas gracias

Saludos