martes, 20 de enero de 2009

LA BICICLETA Nº 21 - abril de 1982


Andaluces de Jaén

aceituneros altivos,
decidme en el alma quién,
quién levantó los olivos.
Andaluces de Jaén,
andaluces de Jaén.

No los levantó la nada,
ni el dinero, ni el señor,
sino la tierra callada,
el trabajo y el sudor.

Miguel Hernández


Continúo con la subida de la Bicicleta, esta vez con un número que me gusta mucho y que no había podido subir porque a mi ejemplar un amigo le arrancó las páginas del cancionero cuando se lo presté hace muchísimos años. Afortunadamente encontré una copia en muy buen estado hace poco y puedo ahora compartirla.

Este número salió en el mes de abril de 1982 y costaba la módica suma de $70. Como conté hace tiempo, la revista me la compraba yo con mis ahorros. Desde el verano del año 1981 yo trabajaba en la empresa donde también trabajaba mi papá. Nos contrataban a los hijos de los empleados como reemplazos de verano y nos pagaban $4.000 mensuales. Eran tareas administrativas, bastante tediosas pero era un trabajo de verdad, con horarios, disciplina laboral y todo lo que conlleva la vida laboral de un asalariado. Además, a quienes reemplazábamos ganaban bastante más que esos $4.000 que nos pagaban a nosotros por ser menores de edad. Aunque también habían unos más viejos pues recuerdo a uno que estudiaba ingeniería en la USACH y que también hacía reemplazos ahí durante el verano pero no creo que le pagaran lo mismo que a mí. En todo caso yo creo que eso sería ilegal hoy en día porque hasta me descontaban el 10% de impuesto a la renta mediante una boleta que me daba la empresa el día de pago y como obviamente no había hecho iniciación de actividades, ese impuesto nunca lo recuperé. Tenía 14 años entonces, de manera que difícilmente el Fisco me devolvería algo. Bueno, cuento esto como referencia para lo del precio de la revista. Setenta pesos era algo más que el dinero que me daba mi papá para el colegio. Me daba unos $50 semanales cuando se despedía de mí los lunes al descender yo del metro. Nos íbamos juntos y él me pasaba unas monedas para mis gastos durante la semana. Probablemente La Bicicleta hoy costaría unos $ 1.500 o algo así.

Este número de la Bici trae en el cancionero a uno de mis cantantes favoritos. Lo dije hace tiempo en otro comentario. La música de Paco Ibáñez me llega a la vena. Recuerdo que la primera canción que escuché fue "Andaluces de Jaén" y quedé impresionado con la letra de Miguel Hernández y la música de Paco. Realmente me conmovió. Si quieren escuchar al gran Paco Ibáñez, pueden descargar su discografía en este enlace. Les recomiendo el concierto en el Olympia de Paris. Realmente memorable. Además, les dejo dos vídeos de Paco. Uno en el que toca la hermosa "Andaluces de Jaén" y otro en que interpreta "A galopar", de Rafael Alberti, quien también aparece en el vídeo y da lectura a este hermoso poema, seguido de la interpretación de Paco.

Paco Ibáñez - Andaluces de Jaén
video


Paco Ibáñez con Rafael Alberti - A galopar
video

El otro cantante que aparece en este cancionero es Víctor Manuel, a quien ya he comentado en un anterior número de la revista. No es un músico por el que sienta especial atracción. Más bien forma parte del soundtrack de mi vida porque lo escuchaba como parte de lo que emitía la radio y porque era un cantante de izquierdas, como dicen en España, de modo que culturalmente formaba parte de mi entorno. De todas formas, les dejo un vídeo de una de las canciones que más se escucharon en su momento y cuyos acordes aparecen en el cancionero.

Víctor Manuel - Sólo pienso en ti
video

En poesía, esta vez vienen poemas en la onda ecologista. La selección incluye una suerte de ensayo de Luis Oyarzún y poemas de Pablo Neruda y Nicanor Parra. Este último ha sido un declarado militante de la causa ecologista.

Álvaro Godoy nos ofrece una entrevista a Eduardo Gatti, quien comenzaba su carrera como solista con canciones que ya entonces eran bastante populares. Recuerdo haberle leído una entrevista en que decía que su mayor logro en esos años había sido poder vivir de la música. Hoy seguramente ya no es así.

Un artículo muy curioso es el de Antonio De la Fuente sobre el jipismo. Siempre he tenido la impresión de que La Bicicleta era una revista hecha por un grupo de nostálgicos del movimiento hippie (o jipi, como prefiere escribirlo La Bici) y al menos durante estos primeros años de la revista, eso significó varios guiños y concesiones a la cultura jipi chilensis. Recuerden al ofuscado lector que en una oportunidad les recriminó sus prejuicios jipis que les impedían abrirse a otras expresiones culturales, como el punk. En fin, discusiones más o discusiones menos, aquí viene un artículo escrito justamente en tono nostálgico. Nostalgia que los lleva a lamentar que en esos años el rock contestatario fuera reemplazado por la música comercial y hecha en serie; que los espacios abiertos fueran reemplazados por las discotecas; las plazas por los flippers; las drogas blandas por las duras; Hendrix por Travolta; Marcuse por Milton Friedman y los jipis por los punks. Eso sí, el artículo finaliza con un dejo de esperanza, toda vez que los valores del jipismo cree verlos proyectados en el presente. En fin, en la misma Bicicleta recuerdo haber leído en una oportunidad que las generaciones que viven recordando tiempos mejores son generaciones fracasadas. Algo de esto puede haber entre tanta nostalgia jipi.

En la misma línea, Eduardo Yentzen entrevista a jóvenes del 82 y jóvenes del 68, haciendo un contrapunto entre esas dos generaciones. También es un interesante artículo. Ah, los dibujos que acompañan ambos artículos y que me he permitido reproducir aquí son de Nacho Reyes, uno de los dibujantes de La Bicicleta.

El propio Yentzen es el autor de un artículo sobre la sicología. Ya comenté hace tiempo que ese gustillo de Yentzen por la sicología me resultaba poco atractivo. Nada personal con Eduardo, por cierto, sino más bien escepticismo por salidas como las que parecía ofrecer ese giro espiritualista y psicologista que algunos le daban al modo de aproximarse a la realidad de aquellos años. En esta ocasión, Yentzen entrevista a tres connotados jóvenes psicólogos: Andrea Miranda, Carmen Hales y Eduardo Llanos. A la primera no la conozco pero la segunda es la conocida hermana de Jaime Hales que fuera secuestrada por la CNI en esos años; y Eduardo Llanos es un sicólogo y poeta relativamente conocido que, de acuerdo a algunos que sí dicen conocerlo, es simplemente un megalómano.

Ya, el resto son las notas sobre actividades culturales y la historieta de Supercifuentes, quien en esta ocasión se hace eco del bullado tema del sicópata de Viña. Recuerden dejar sus comentarios y sugerencias y espero que disfruten este nuevo número de nuestra querida Bicicleta.

DESCARGAR LA BICICLETA Nº 21 (desde Rapidshare)
DESCARGAR LA BICICLETA Nº 21 (desde Mediafire)

1 comentario:

Gastón Adonay dijo...

Muchas gracias por este gran aporte.
Saludos