miércoles, 28 de enero de 2009

LA BICICLETA Nº 39 - octubre de 1983

Este era otro de los números de La Bicicleta que se me habían perdido a lo largo de varios años de mudanzas. Afortunadamente encontré este ejemplar en el persa Bío-Bío y puedo compartirlo con ustedes.

Este número trae varios artículos de interés. Es el caso de un artículo de Fernando Reyes Matta, el especialista en comunicación y actual embajador en China, quien analiza los desafíos de la política hacia el año 2000. Entonces faltaban 17 años para esa mítica fecha y Reyes Matta planteaba la necesidad de ampliar la visión sobre la democracia del cambio de siglo.

También es interesante una entrevista que le hace Marcela Yentzen (presumo un vínculo de parentesco con el director de la revista) a Fernando Castillo Velasco, ex-rector de la PUC en pleno período de la Reforma, ex-alcalde de La Reina y creador de esos condominios denominados "comunidades Castillo Velasco" que tanto gustan a neo-hippies emprendedores, artistas sensibles y exitosos, intelectuales buena onda y políticos de whiskierda, entre otros especímenes que pueblan nuestro paisaje urbano. En la entrevista el ex-rector se explaya sobre su visión humanista y sobre la importancia de rescatar la política en todo su valor.

Antonio De la Fuente envía desde Bahía un artículo muy en su estilo. De todo un poco sobre el Brasil de comienzos de los ochenta; desde un concierto de Kiss en Río, hasta el expendio de drogas, la proliferación de las sectas y del SIDA. Llama la atención leer la forma en que se denominaba al SIDA en esos años: el cancer gay. Cuánto ha cambiado la situación desde entonces.

También viene una selección del libro "Los nacimientos" (Siglo XXI, 1982) del escritor uruguayo Eduardo Galeano, quien en esta obra escribe sobre la mitohistoria de América.

El cancionero está dedicado a la canción latinoamericana y es bastante variado. Además trae un artículo de Álvaro Godoy sobre la nueva canción latinoamericana y una entrevista a Pirincho Cárcamo sobre el fenómeno del canto nuevo en Chile y la labor de este emblemático conductor de radio que a través de su programa "Hecho en Chile", en la radio Galaxia (que ignoro si sigue existiendo), promovía a los nuevos y viejos cultores de la canción popular y el neofolclor.

Dejo aquí dos vídeos con canciones que vienen en este cancionero. Se trata de la "Maldición de Malinche", de la mexicana Amparo Ochoa y de "A desalambrar", del uruguayo Daniel Viglietti, que interpretó en el conierto que se realizó en Managua en apoyo a la Revolución Sandinista. Espero que les gusten.

Amparo Ochoa - La canción de Malinche
video

Daniel Viglietti - A desalambrar
video

Por último, la historieta de Supercifuentes, las notas sobre novedades literarias y musicales. Entre estas últimas, destaca un comentario a un cassette de Joakín Bello y Paula Monsalve, "Hijo del planeta". Este cassette me lo regaló una polola en esos años y aunque al comienzo no tenía mucha onda con la música de Joakín Bello, al final le tomé gusto a varias de esas canciones. Quizás porque la voz de Paula Monsalve era tan dulce o porque las melodías eran lindas. Lo único claro que tengo, que no fue por las letras porque eran demasiado new-age para mi gusto. De hecho, menciono esto porque el comentario de Álvaro Godoy es muy certero en su juicio sobre esta producción musical. Destacando el valor musical que sin duda tiene este cassette, Godoy percibe un cierto intelectualismo (no fue ese el término que ocupó, en todo caso) en la propuesta de Bello. Algo así como un predicador de esos que termina aburriendo con su palabrería y fanatismo. Al menos eso mismo me pasó a mí cuando lo escuché la primera vez.

Bueno, como siempre (no pierdo la esperanza) les invito a dejar sus comentarios y sugerencias.

DESCARGAR LA BICLCIETA 39 (desde Rapidshare)
DESCARGAR LA BICLCIETA 39 (desde Mediafire)

sábado, 24 de enero de 2009

LA BICICLETA Nº 25 - agosto de 1982


Este número de la Bici fue uno de los que presté y jamás me devolvieron. Lo lamenté mucho porque le tenía especial cariño debido a dos principales razones. Primero porque venía el cancionero de Sui Generis, que desde chico me gustaban mucho; y segundo, porque venía un artículo sobre el rock chileno que también era música que me gustaba mucho.

A Sui Generis los conocí a través de un compañero de colegio que tenía sus discos y que me los prestó. Me gustaron desde la primera vez que los escuché, aunque se tratara de un rock melodioso y uno de los cantantes tuviera voz finita, jajaja. En verdad me gustaron mucho y fueron el puente para conocer a la que ha sido una de mis bandas preferidas: Serú Giran. Aunque la bicicleta nunca les dedicó cancionero alguno. Bueno, no creo que sea necesario decir mucho sobre Sui Generis porque ya está casi todo dicho. Sólo quisiera compartir un vídeo del recuerdo. La presentación que hicieron en el Barock de 1972 con su famosa "Canción para mi muerte". Salen jovencísimos. También pueden descargar la discografía de Sui Generis desde este enlance.

video

En cuanto a la otra razón del cariño que sentía por este número de La Bicicleta, aunque se trata de rock chileno, no es el rock sofisticado o deslavado que hoy se asocia con esa denominación sino que un rock de verdad, el que en los setenta y primeros años de los ochenta reunía a muchísimos seguidores. Las míticas seis horas de rock organizadas por Juan Miguel Sepúlveda, el programa "Los Superdiscos" o los conciertos en cuanto galpón o gimnasio había en Santiago. La principal característica es que se trataba de un rock bien proleta, no ideológicamente hablando sino porque la mayoría de los músicos y de sus seguidores eran cabros de origen popular o de clase media baja. No recuerdo bandas de pijes. Aunque de seguro las había. Quizás "Leña húmeda", del Pancho Puelma y alguna otra parecida. Frente a mi colegio vivía el baterista de Arena Movediza y su hijo estudiaba ahí mismo, de modo que a ellos los ubicaba bastante bien y los vi en más de una oportunidad. También fui a ver a Tumulto, a Sol de Medianoche, a Millantún,a Poozitunga y varios más. Recuerdo que en el año 1982 ó 1983 hubo un concierto en el Teatro Caupolicán donde tocó Congreso, Sol de Medianoche y Gatti. Este último salió justo después de Sol de Medianoche, que abrieron el concierto, y se despidieron con el clásico "Querida mamá". Quedó la tremenda cagada en el Caupolicán y cuando salió Gatti con una guitarra a cantar sus canciones, al pobre lo pifiaron y hasta le tiraron cuestiones al escenario. Al final se tuvo que ir. Así era el ambiente que dejaban bandas de rock como esas. También recuerdo una de las últimas presentaciones que vi de Millantún. Fue en Maipú. Creo que era el gimnasio municipal o algo así y habíamos pocas personas pero igual se mandaron el tremendo show. "¡Somos pocos pero rockeros!", gritó el vocalista y empezó el recital. Muy bueno en verdad, con los típicos voladitos que siempre había en esos conciertos, jajaja.

Yo creo que todo ese movimiento decayó cuando empezó la moda del pop latino. Ahí algunas de las antiguas bandas de rock incluso se pusieron medias poperas. De hecho, fue el caso de Millantún, por ejemplo, que grabó algunos temas bien malitos. Y ni aún así la prensa y los medios en general les dieron espacio. También por eso eran bastante marginales porque, fuera de la Radio Nacional y alguna aparición esporádica en Sábados Gigantes, nunca gozaron de la cobertura de la que gozó posteriormente el pop latino. Bueno, pero para recordar esos tiempos y apreciar lo que fueron esas bandas, pueden visitar dos blogs en los que hay harto material de esa época: En busca del tiempo perdido y Rock chileno. Busquen y encontrarán. Además, les dejo un par de vídeos. Se trata del "hit" de Tumulto, "Rubia de los ojos celestes", que como cualquier adolescente de esos años sabrá, se refería al desbutal, que junto a los tilines y otras pastillas parecidas eran de uso habitual entre los volados de esos años. El otro vídeo es de la cumbre del rock chileno de este año y corresponde a la presentación de Sol de Medianoche, interpretando el potente "Querida mamá", una de mis preferidas en esos años de adolescencia y rebeldía, jajaja. La grabación no es muy buena en ambos casos pero al menos permite apreciar en parte la potencia de este movimiento.

Tumulto - Rubia de los ojos celestes
video


Sol de Medianoche - Querida mamá
video

Este número de la Bici otro de los cuentos ganadores del premio la Bicicleta, "El circo", de César Castillo Bozo. Por su parte, Eduardo Yentzen escribe sobre un festival de música latinoamericana que se organizó en Berlín Occidental ese año. También viene un artículo sobre los jóvenes chilenos a partir de la encuesta que hicieran Valenzuela , Insunza y Solari y a la que, por lo visto, le sacaron harto jugo. Hay que ver lo que se puede hacer con 400 casos, jajaja.

Ah, fíjense en la carta que manda al director el lector Ricardo Sanhueza. Es quien se queja del cancionero de la Bici Nº 24 dedicado a "los gringos choros". Reclama por lo desfasado del cancionero y la poca cobertura que La Bicicleta le daba a música contemporánea, particularmente al punk. No fue el único lector ofuscado por eso, jajaja. Recuero a varios que reclamaban por lo mismo. Punk not dead!

Ya, las notas sobre cultura y la historieta de Supercifuentes completan este número de la Bici. Espero que lo disfruten y que dejen sus comentarios y sugerencias.

DESCARGAR LA BICICLETA Nº 25 (desde Rapidshare)
DESCARGAR LA BICICLETA Nº 25 (desde Mediafire)

martes, 20 de enero de 2009

LA BICICLETA Nº 21 - abril de 1982


Andaluces de Jaén

aceituneros altivos,
decidme en el alma quién,
quién levantó los olivos.
Andaluces de Jaén,
andaluces de Jaén.

No los levantó la nada,
ni el dinero, ni el señor,
sino la tierra callada,
el trabajo y el sudor.

Miguel Hernández


Continúo con la subida de la Bicicleta, esta vez con un número que me gusta mucho y que no había podido subir porque a mi ejemplar un amigo le arrancó las páginas del cancionero cuando se lo presté hace muchísimos años. Afortunadamente encontré una copia en muy buen estado hace poco y puedo ahora compartirla.

Este número salió en el mes de abril de 1982 y costaba la módica suma de $70. Como conté hace tiempo, la revista me la compraba yo con mis ahorros. Desde el verano del año 1981 yo trabajaba en la empresa donde también trabajaba mi papá. Nos contrataban a los hijos de los empleados como reemplazos de verano y nos pagaban $4.000 mensuales. Eran tareas administrativas, bastante tediosas pero era un trabajo de verdad, con horarios, disciplina laboral y todo lo que conlleva la vida laboral de un asalariado. Además, a quienes reemplazábamos ganaban bastante más que esos $4.000 que nos pagaban a nosotros por ser menores de edad. Aunque también habían unos más viejos pues recuerdo a uno que estudiaba ingeniería en la USACH y que también hacía reemplazos ahí durante el verano pero no creo que le pagaran lo mismo que a mí. En todo caso yo creo que eso sería ilegal hoy en día porque hasta me descontaban el 10% de impuesto a la renta mediante una boleta que me daba la empresa el día de pago y como obviamente no había hecho iniciación de actividades, ese impuesto nunca lo recuperé. Tenía 14 años entonces, de manera que difícilmente el Fisco me devolvería algo. Bueno, cuento esto como referencia para lo del precio de la revista. Setenta pesos era algo más que el dinero que me daba mi papá para el colegio. Me daba unos $50 semanales cuando se despedía de mí los lunes al descender yo del metro. Nos íbamos juntos y él me pasaba unas monedas para mis gastos durante la semana. Probablemente La Bicicleta hoy costaría unos $ 1.500 o algo así.

Este número de la Bici trae en el cancionero a uno de mis cantantes favoritos. Lo dije hace tiempo en otro comentario. La música de Paco Ibáñez me llega a la vena. Recuerdo que la primera canción que escuché fue "Andaluces de Jaén" y quedé impresionado con la letra de Miguel Hernández y la música de Paco. Realmente me conmovió. Si quieren escuchar al gran Paco Ibáñez, pueden descargar su discografía en este enlace. Les recomiendo el concierto en el Olympia de Paris. Realmente memorable. Además, les dejo dos vídeos de Paco. Uno en el que toca la hermosa "Andaluces de Jaén" y otro en que interpreta "A galopar", de Rafael Alberti, quien también aparece en el vídeo y da lectura a este hermoso poema, seguido de la interpretación de Paco.

Paco Ibáñez - Andaluces de Jaén
video


Paco Ibáñez con Rafael Alberti - A galopar
video

El otro cantante que aparece en este cancionero es Víctor Manuel, a quien ya he comentado en un anterior número de la revista. No es un músico por el que sienta especial atracción. Más bien forma parte del soundtrack de mi vida porque lo escuchaba como parte de lo que emitía la radio y porque era un cantante de izquierdas, como dicen en España, de modo que culturalmente formaba parte de mi entorno. De todas formas, les dejo un vídeo de una de las canciones que más se escucharon en su momento y cuyos acordes aparecen en el cancionero.

Víctor Manuel - Sólo pienso en ti
video

En poesía, esta vez vienen poemas en la onda ecologista. La selección incluye una suerte de ensayo de Luis Oyarzún y poemas de Pablo Neruda y Nicanor Parra. Este último ha sido un declarado militante de la causa ecologista.

Álvaro Godoy nos ofrece una entrevista a Eduardo Gatti, quien comenzaba su carrera como solista con canciones que ya entonces eran bastante populares. Recuerdo haberle leído una entrevista en que decía que su mayor logro en esos años había sido poder vivir de la música. Hoy seguramente ya no es así.

Un artículo muy curioso es el de Antonio De la Fuente sobre el jipismo. Siempre he tenido la impresión de que La Bicicleta era una revista hecha por un grupo de nostálgicos del movimiento hippie (o jipi, como prefiere escribirlo La Bici) y al menos durante estos primeros años de la revista, eso significó varios guiños y concesiones a la cultura jipi chilensis. Recuerden al ofuscado lector que en una oportunidad les recriminó sus prejuicios jipis que les impedían abrirse a otras expresiones culturales, como el punk. En fin, discusiones más o discusiones menos, aquí viene un artículo escrito justamente en tono nostálgico. Nostalgia que los lleva a lamentar que en esos años el rock contestatario fuera reemplazado por la música comercial y hecha en serie; que los espacios abiertos fueran reemplazados por las discotecas; las plazas por los flippers; las drogas blandas por las duras; Hendrix por Travolta; Marcuse por Milton Friedman y los jipis por los punks. Eso sí, el artículo finaliza con un dejo de esperanza, toda vez que los valores del jipismo cree verlos proyectados en el presente. En fin, en la misma Bicicleta recuerdo haber leído en una oportunidad que las generaciones que viven recordando tiempos mejores son generaciones fracasadas. Algo de esto puede haber entre tanta nostalgia jipi.

En la misma línea, Eduardo Yentzen entrevista a jóvenes del 82 y jóvenes del 68, haciendo un contrapunto entre esas dos generaciones. También es un interesante artículo. Ah, los dibujos que acompañan ambos artículos y que me he permitido reproducir aquí son de Nacho Reyes, uno de los dibujantes de La Bicicleta.

El propio Yentzen es el autor de un artículo sobre la sicología. Ya comenté hace tiempo que ese gustillo de Yentzen por la sicología me resultaba poco atractivo. Nada personal con Eduardo, por cierto, sino más bien escepticismo por salidas como las que parecía ofrecer ese giro espiritualista y psicologista que algunos le daban al modo de aproximarse a la realidad de aquellos años. En esta ocasión, Yentzen entrevista a tres connotados jóvenes psicólogos: Andrea Miranda, Carmen Hales y Eduardo Llanos. A la primera no la conozco pero la segunda es la conocida hermana de Jaime Hales que fuera secuestrada por la CNI en esos años; y Eduardo Llanos es un sicólogo y poeta relativamente conocido que, de acuerdo a algunos que sí dicen conocerlo, es simplemente un megalómano.

Ya, el resto son las notas sobre actividades culturales y la historieta de Supercifuentes, quien en esta ocasión se hace eco del bullado tema del sicópata de Viña. Recuerden dejar sus comentarios y sugerencias y espero que disfruten este nuevo número de nuestra querida Bicicleta.

DESCARGAR LA BICICLETA Nº 21 (desde Rapidshare)
DESCARGAR LA BICICLETA Nº 21 (desde Mediafire)

lunes, 19 de enero de 2009

LA BICICLETA Nº 19 - enero/febrero de 1982

TEOREMA CIRCULAR

Lo que pasará mañana
ya es una memoria
de lo que pasó ayer.
Murió la víspera es ya un vestigio
de la muerte que vendrá mañana.
Y así nadie se sorprende
nadie se sorprende
nadie.

(Claudio Giaconi)


Ha pasado bastante tiempo desde que subí el último número de La Bicicleta. La verdad es que el tiempo que dedico a actividades improductivas ahora debo repartirlo entre dos blogs (y quizás pronto venga un tercero). Junto a este blog de La Bicicleta, tengo desde hace un tiempo un blog dedicado a otro de mis pasatiempos favoritos: la historieta. Algunos se habrán dado cuenta que entre los sitios recomendado en este blog hay uno que indica "Revista Mampato". Pues se trata del otro blog que tengo y al que le he estado dedicando parte de mi tiempo también. En fin, lo digo para que no se piense que es de puro negligente que no he actualizado las entradas de este blog.

Pues bien, aquí vamos con el número 19 de La Bicicleta, que ha sido escaneado por Tonia, quien ya había aportado con otros números. Además, Yentzen le tiene prometido prestarle los números que faltan para completar la colección, así que tal vez pronto Tonia nos tenga buenas noticias. Este número viene con un cancionero de Joan Manuel Serrat. Ya he dicho en otras ocasiones varias cosas sobre este cantautor catalán, de manera que en esta oportunidad no diré más nada, sino que aprovecharé de comentar algunos de los restantes artículos de este número de la Bici. Empezando por la publicación de algunos poemas de Claudio Giaconi, quien ya había sido publicado anteriormente en la revista, como recordarán los lectores más fieles de La Bicicleta. En esta ocasión se incluyen otros de los denominados "poemas neoyorquinos".

También se publica en esta ocasión a otros ganadores del premio La Bicicleta, en cuento y gráfica. El cuento publicado se titula "Ratón" y fue escrito por el joven penquista Luis Alberto Cociña, quien entonces se encontraba en España estudiando cine y trabajando con el documentalista chileno Patricio Guzmán. Desconozco qué será de él actualmente, aunque en Facebook encontré a alguien con su nombre pero no pude saber más que eso. El premio de gráfica corresponde a un trabajo del también Omar Mella, titulado "Libre". Muy bueno en verdad, como pueden apreciarlo aquí a la derecha. No se entregan mayores antecedentes del autor, ni tampoco encontré más información en la web.

En este número viene también un artículo de Rudencindo Cox sobre el veraneo en exclusivos y no tan exclusivos balnearios del litoral central. Como siempre, los artículos de Rudencido Cox son muy divertidos y aquí se mofa bastante de la cuiquería (que entonces no se conocía con ese nombre) y sus gustos veraniegos.

Otro interesante artículo es el que informa sobre el juicio que entablaron contra el cineasta alemán comunidades de indios jíbaros. Como se informó en un número anterior de La Bicicleta, Herzog fue acusado de colonialista debido al trato dado a los indígenas que participaron en la filmación de su conocida película Fitzcarraldo. Siempre se ha dicho que en ella hubo algunos que murieron cuando intentaban cruzar por la selva el barco que en la película también se intenta atravesar por plena selva amazónica. Ello porque en lugar de simular en la ficción tal acontecimiento, Herzog simplemente decidió realizarlo realmente y filmarlo. En fin, las locuras que sólo a alguien como Herzog se le ocurre hacer.

Oscar Andrade, flamante ganador del programa Chilenazo, que entonces transmitía el canal 11 de televisión y que conducía el desaparecido Jorge Rencoret, es entrevistado por La Bicicleta a propósito de este premio. La canción con la que Oscar ganó aquel festival del programa Chilenazo fue "Noticiero crónico", quizás una de sus más populares canciones. Recuerdo haberlo visto interpretándola en Sábados Gigantes y también recuerdo haber visto una suerte de videoclip que se hiciera con ella. Buena canción en realidad. En general la música de Oscar Andrade me gustaba, pese a que lo asociaba a los "artistas de la tele". Los Miserables hicieron la versión hardcore de "Noticiero crónico" pero no sé en qué disco aparece. Sólo recuerdo haberla escuchado.

La guía de viajes de La Bicicleta, en esta ocasión nos ofrece recorrer Machu Picchu y Chiloé. Antonio De la Fuente, el autor de la nota, destaca el carácter místico de ambos destinos, lo que lo haría más atractivo para los jóvenes que entonces andaban en alguna búsqueda espiritual. Machu Picchu siempre ha sido considerado algo así como La Meca de hippies, artesas, new-agers y ondas similares. No sé si hasta el día de hoy porque la juventud está bastante cambiada (típico comentario de viejo) y no sé si encuentren muy interesante recorrer las ruinas de una cultura precolombina. Pero entonces Machu Picchu ejercía enorme atracción en los jóvenes. Aunque yo no andaba en una búsqueda espiritual, mi fanatismo por Los Jaivas me llevó también a recorrer las callejuelas de piedra en búsqueda de respuestas acerca de nuesta identidad cultural. Recuerdo haber llevado el libro de Pedro Morandé "Cultura y modernización en América Latina", que pedí prestado ese verano en la biblioteca del Centro Bellarmino y del que no leí ni siquiera una mísera página, jajaja. Se veía bonito en mi mochila porque la edición original tenía un indio dibujado en la tapa. En fin, hay que ver lo pintamonos que se puede llegar a ser cuando se es joven. También Chiloé era uno de los destinos obligados para los jóvenes de entonces. Toda la cultura chilota, con su magia y encanto habitual, eran un fuerte atractivo. Quizás cuántos jóvenes entonces decidieron dedicarse a la antropología motivados por estas atracciones culturales. Al menos yo conozco a algunos que les pasó así.

Además de las notas culturales habituales en la revista, como asimismo la siempre hilarante historia de Supercifuentes, esta Bicicleta concluye con una nota sobre la muerte de Rodrigo Lira, quien el mes anterior al de la publicación de este número de la revista, se quitara la vida en su departamento de Ñuñoa. La nota la escriben sus amigos y termina con un hermoso y tremendo poema de Rodrigo que inevitablemente suena premonitorio: "¿Serás tal vez perdonado?".

Bien, como siempre, quedo a la espera de comentarios y sugerencias. Siempre serán bienvenidas.

BAJAR LA BICICLETA Nº 19 (Desde Rapidshare)
BAJAR LA BICICLETA Nº 19 (Desde Mediafire)